Open post

Maridaje Primaveral, ¿qué vinos tomar en primavera?

Cuando escuchamos hablar de maridaje lo primero que se nos viene a la cabeza es la relación que debe tener un vino con cierto plato de comida.

Así se forjaron grande mitos como que el pescado se marida con vinos blancos y otros tantos que no forman parte del análisis. Es importante ahondar en el inevitable maridaje que debemos atender en virtud del clima que nos rodea.

Definitivamente NO es placentero el mejor Cabernet Savignon con 10 años de guarda en un mediodía de verano con 36° C a la sombra, ni tampoco un Pinot Grigio acompañando un guiso de mondongo cuando el termómetro marca 2 grados.

Por ello y ante la inminente llegada de la primavera estos varietales pueden ser de la partida ante cualquier evento que se realice durante esta temporada del año.

Detallando algunos vinos especiales para esta época, los vinos rosados (no los dulces) y los tintos de baja potencia son una gran opción, entre ellos, Cabernet Franc, Merlot, Pinot Noir, Garnacha y Criolla.

Rosados:

Cordero con piel de lobo Rosé, Mosquita Muerta

Hey Rosé,  Matias Riccitelli

Pala Corazón Rosé, Lucas Niven

Cabernet Franc:

Gran Enemigo,  Alejandro Vigil

Ala Colorada,  Las Perdices

Ciruelo, Finca Las Glicinas

Merlot:

Riccitelli,   Matias Riccitelli

Catalpa, Atamisque

Mara, Ernesto Catena

Pinot Noir:

Luca,  Luca

Zorzal Terroir Único, Juampi Michelini

Manos Negras, Alejandro Sejanovich

Garnacha:

Estancia Los Cardones,  Alejandro Sejanovich

Desquiciado,  Gonzalo Tamagnini

Criolla:

Proyecto Las Compuertas, Durigutti

Criolla Argentina,   Lucas Niven

Sir Robert

vino-blanco

Open post

Cerveza en invierno

El frío, lejos de terrazas al aire libre y de playas idílicas, exige comidas y bebidas reconfortantes. Una oportunidad única para cervezas intensas, de mayor cuerpo, cremosas y con alto contenido alcohólico. Según Craft Society, el e-commerce con un porfolio de más de 100 cervezas distintas, la mayoría importadas, en esta época “destacan las que pueden maridarse con platos potentes o postres, que aportan energía y calor. Las cervezas oscuras representan un 40% de las elegidas durante junio y septiembre, entre ellas las Porter, de origen inglés (como la escocesa Old Engine Oil), y las Doppelbock, como la alemana Spaten Optimator“.

También el universo artesanal responde a esta demanda con lógica propia. De la premiada Juguetes Perdidos (elegida mejor cervecería de Latinoamérica en 2018) es buena ocasión para pedir su Abbey Tripel, cerveza respetuosa de la mejor tradición belga.

La Barley Wine de la marplatense Cheverry es perfecta para beber junto a un fogón encendido: “casi vino” le dicen. El nombre de este gran estilo de cervezas es toda una definición en sí mismo, que por un lado hace referencia al alto alcohol que tienen, pero también a la complejidad y al modo de servicio: siempre a temperaturas más altas, usualmente en copas más pequeñas que una pinta e, idealmente, acompañando una comida. Ahora incluso, algunas marcas están estacionando barley wines en barricas de roble, para sumar aún más sabores.

Pero esto no es más que un racconto caprichoso: hay mucho, bueno y distinto para probar. Aquí, más recomendaciones:

American Stout de Minga Cerveza

Fuente: Archivo

Una de las más ricas stouts de Argentina, en una versión intensa que suma a su textura el agregado de la avena junto a la típica cebada. De las stouts más conocidas, esas que vienen de Irlanda, tiene su cuerpo, su cremosidad, el color oscuro casi negro, el final seco y los aromas a tostado provenientes de la malta. Pero a todo esto suma un carácter lupulado único, que además la hacen más floral y amarga. Si la ves en la pizarra de tu cervecería favorita, dale una oportunidad.

Old Engine Oil de Harviestoun

Fuente: Archivo

El nombre con el que esta cervecería escocesa denomina esta black ale lo dice todo: “Se llama así (viejo aceite de motor) por viscosidad densa, oscura y chocolatosa”, explican. Elaborada con gran cantidad de cebada malteada y también avena, es bien seca, donde el amargor viene más por el lado del café que por el lúpulo, casi inexistente.

Winter Ale de Otro Mundo

Fuente: Archivo

Lanzada por primera vez en 2017, ya está de regreso la edición especial de invierno de Otro Mundo, su Winter Ale. Una cerveza sabrosa, amplia, con mucha complejidad y un 9% de alcohol, producida por el maestro cervecero Marcelo Cerdán. “Es, en realidad, una Belgian Dark Strong Ale, donde comulgan maltosidad y caramelo con un importante carácter frutal y floral”, explican. Esta es una de esas cervezas que, si la bebés demasiado fría, perdés gran parte de lo que tiene para contar.

FUENTE: La Nación

Open post

Contra el frío, nada mejor que un vino caliente ¿cómo prepararlos?

Tener los pies y las manos frías es desmoralizante. Ni qué hablar de ese chucho que recorre la espalda como un río que arrastra carámbanos por la columna. Calor, el cuerpo pide calor. Y nada mejor que un taza de vino caliente para conseguirlo.

Eso lo saben de memoria los europeos. Cada país tienen una receta para su vino caliente y también un nombre: en Francia se lo conoce como “vin chaud” (vino caliente), en Hungría como “forralt bor” (vino quemado), Alemania “glühwein” (vino encendido), se dice “glögg” en Escandinavia, mientras que los italianos del Norte lo llama “vin brulé”.

Documentado por primera vez en el siglo I de nuestra era como una medicina entre los legionarios romanos, todos los vinos calientes llevan especias: canela, clavo de olor, cáscaras de naranja, cardamomo o anís estrellado, además de azúcar o miel. El secreto, sin embargo, es el vino mismo: hay que buscar vinos ligeros, frutados y con una buena frescuras y dejar de lado aquellos empleen roble, la crianza y hasta el añejamiento. Mejor si es tinto, porque no se oxidará el color.

Cómo preparar vino caliente
1) Calentar media botella de vino en una olla a fuego suave. Agregar uno o dos clavos de olor, una rama de canela, un anís estrellado, un trozo de cáscara de naranja y dos cucharadas colmadas de azúcar.
2) Continuar a fuego suave, siempre revolviendo para evitar que se caramelice el azúcar o la base del preparado. Notese cómo aumenta el aroma de la bebida.
3) Un instante antes de que rompa el hervor, apagar el fuego, colar la bebida y servirla en tazas de té. Se puede acompañar con chocolate amargo o frutas secas.

Open post

Cómo disfrutar de la cerveza también en invierno

Arrasa el frío en esta época del año, por los que algunos flaquean y dudan en beberse una cerveza bien fría. Una serie de tips para disfrutar de nuestra bebida preferida en estos gélidos días.
Hay quienes dicen que las historias de verano son breves pero inolvidables. Hasta hace poco, la relación de los argentinos con la cerveza parecía encajar perfecto en este tipo de vínculo a base de sol y calor. Sin embargo, hoy cada vez son más los que se animan a probar un amor full time, con anillo y propuesta de casamiento incluidos, y ratifican el gusto por la cerveza también en invierno. Pero, ¿cómo hacer para que la convivencia funcione?

Hay más de 120 estilos diferentes de cerveza y los especialistas insisten en que la clave es saber elegir la más apropiada para cada momento. De cebada u otros cereales, de tirada comercial o elaboración artesanal, la cerveza gana terreno durante todo el año porque no sólo es la bebida más elegida por quienes buscan distenderse un rato con amigos, compartir una sobremesa en familia o simplemente relajarse después de un día de trabajo, sino que su sabor se impone también como maridaje gastronómico.

Algunas claves para que funcione:

tiempo, ¡calorías! Si vas a consumir cerveza un día muy frío, acompañala de un plato potente y bien proteico que te aporte energía y calor.

* ¡Temperaturas up! En invierno, optá por cervezas con más cuerpo. Éstas bebidas se caracterizan por tener una composición más intensa y para disfrutarlas al máximo, lo mejor es consumirlas a una temperatura entre 2 y 3 grados.

* A fuego lento. Beber de a poco permite saborear mejor cualquier cerveza. Durante el invierno, esto también contribuye a no enfriar el cuerpo bruscamente, y a hacer del beber una experiencia mucho más placentera.

* Un voto a favor de las aromáticas. La elaboración de cervezas se ha ido complejizando y hoy muchas incorporan notas de café, chocolate, frutas o especias. Estas variedades se pueden consumir menos frías que las clásicas y sus ingredientes suman calor al paladar.

* Con ésta sí, con ésta no. Ya sea en verano o en invierno, para elegir un maridaje es importante buscar el equilibrio. La cerveza no debe pasar al plato ni viceversa. Ambos sabores deben encontrarse en la boca para generar una experiencia gastronómica más interesante que si estuvieran por separado.

* Pizza con cerveza, siempre. No importa si es diciembre o julio, los argentinos amamos la pizza… ¡y la cerveza! Esta dupla implacable funciona con cualquier temperatura, porque la cerveza tiene ingredientes similares a los de una masa de pizza y, al encontrarse en boca, se realzan otros aromas y gustos ocasionando un disfrute mayor. Además, al tener gas, la cerveza limpia la grasa del paladar.

* En invierno, nutrite y disfrutá. Bebida con moderación, la cerveza también puede ser un aliado en tu alimentación, ya que se elabora a base de ingredientes naturales, no contiene grasas ni azúcares y, en cambio, sí posee hidratos de carbono, vitaminas y proteínas, propiedades fundamentales especialmente en los meses de frío.

Un secreto. En cualquier momento del año, animate a probar cervezas añejadas en barricas de whisky o de vino. Con una composición muy interesante, éste tipo de bebidas es tendencia. También resurgieron las “sour”, cervezas en las que fermentaron no sólo levaduras sino también bacterias, lo que produce una acidez particular, con aromas muy variados.

Open post

¿Ipa o Stout? Ambas van bien con un Jameson

Jameson Caskmates está añejado en barricas de cerveza artesanal (Ipa o Stout), logrando la mejor combinación dentro del mundo de la cerveza y del whiskey.
Aprendé a prepararlos:
IPA EDITION
Servir 1/2 pinta de cerveza IPA.
Agregarle una medida en shot de Jameson Caskmates IPA.

STOUT EDITION
Servir 1 pinta de cerveza STOUT.
Agregarle una medida en shot de Jameson Caskmates Stout Edition.

Open post

Cervezas artesanales: las variedades más populares en el país para degustar

Hoy, la mayoría sigue pensando que para disfrutar una copa de buen vino hay que saber. Sin embargo, a la cerveza la puede disfrutar cualquiera porque es una bebida directa, que no interpela ni tiene vueltas. Apoyada en su característico amargor, el más difícil de los gustos básicos, es refrescante y liviana en su graduación alcohólica. Esto permite que se pueda disfrutar en todo momento. Además, sus distintos formatos potencian el consumo ya que las ocasiones se multiplican. Acá la practicidad juega un rol fundamental porque no se necesita nada para tomar una cerveza. En cambio, para disfrutar un vino, hacen falta por lo menos copas y un sacacorchos, más allá de la compañía suficiente que justifique para descorchar una botella de 750cc.

Es cierto que su diversidad no es tan amplia como la del vino, básicamente porque no cambia con las cosechas ni depende de variedades, más allá de las múltiples recetas que combinan cereales. Y el sello de una buena cerveza es ser la misma con el correr de los años, y si se puede, de los siglos, como ostentan muchas de las cervezas europeas que hoy son globales y se elaboran en decenas de países.

Para elaborar cerveza se parte de cereales; generalmente cebada, en lugar de un fruto como la uva. Es por ello que se debe romper el grano y mojarlo para que los almidones se conviertan en azúcares, y a partir de ahí poder fermentar esa “malta” a la que se le agrega agua.

Hoy, la mayoría sigue pensando que para disfrutar una copa de buen vino hay que saber. Sin embargo, a la cerveza la puede disfrutar cualquiera porque es una bebida directa, que no interpela ni tiene vueltas. Apoyada en su característico amargor, el más difícil de los gustos básicos, es refrescante y liviana en su graduación alcohólica. Esto permite que se pueda disfrutar en todo momento. Además, sus distintos formatos potencian el consumo ya que las ocasiones se multiplican. Acá la practicidad juega un rol fundamental porque no se necesita nada para tomar una cerveza. En cambio, para disfrutar un vino, hacen falta por lo menos copas y un sacacorchos, más allá de la compañía suficiente que justifique para descorchar una botella de 750cc.

Es cierto que su diversidad no es tan amplia como la del vino, básicamente porque no cambia con las cosechas ni depende de variedades, más allá de las múltiples recetas que combinan cereales. Y el sello de una buena cerveza es ser la misma con el correr de los años, y si se puede, de los siglos, como ostentan muchas de las cervezas europeas que hoy son globales y se elaboran en decenas de países.

Para elaborar cerveza se parte de cereales; generalmente cebada, en lugar de un fruto como la uva. Es por ello que se debe romper el grano y mojarlo para que los almidones se conviertan en azúcares, y a partir de ahí poder fermentar esa “malta” a la que se le agrega agua.

L cerveza, según la ley de pureza alemana de 1516, es a base de agua, maltas, lúpulo y levaduras, y con ese legado su producción se popularizó en todo el mundo, tanto a nivel industrial como artesanal. Pero el lúpulo se incorporó a la receta en la Edad Media, ya que no solo evitaba su putrefacción sino además le otorgaba mayor duración.

El método de elaboración de cerveza puede no tener muchas variantes: la cebada molida se mezcla con agua caliente y se deja macerar para producir la malta, a la que se le agrega lúpulo y se calienta, luego se adicionan las levaduras para fermentar, se filtra, y listo. Pero estilos hay muchos.

Los más populares entre las cervezas artesanales son Golden Ale (refrescante, ligera y fácil de tomar), Amber Ale (de aspecto ambarino, con buen cuerpo y carácter), India Pale Ale (más conocida como IPA, de origen inglés con sabor intenso y alto nivel de amargor), Hefe Weizen (a base de trigo, de aspecto turbio y acidez marcada), y Stout (oscura por el tostado de sus maltas, y con notas de café y chocolate amargo).

Cada una tiene un vaso o copa ideal, y la temperatura de servicio debe rondar los 8 grados, es decir fresca, pero no fría. Si está bien servida, la espuma se mantendrá durante todo el trago protegiendo las burbujas finas y manteniendo sus propiedades. En Munich, (Alemania) se celebra desde 1810 a Fiesta de la Cerveza para recordar la boda del rey Luis I de Baviera con Teresa de Sajonia Altenburgo; la ya famosa Oktoberfest.

En el siglo XXI el auge de la cerveza artesanal en la Argentina parece trascender a las modas. Y si bien aquí las raíces culturales son más latinas, y por ende del vino, el consumo actual de cerveza del doble, superando los 40 litros per cápita.

Las cervecerías artesanales se multiplican a buen ritmo, pero son pocas las que producen sus propias cervezas. Además, entre tantas marcas son algunos pocos los estilos más elegidos por los argentinos.

Pilsen Lager: así son la mayoría de las cervezas que se disfrutan en la Argentina, donde se la conoce más como “rubia”. De aspecto amarillo brillante y espuma bien blanca, burbujas medias y persistentes. Su sabores son delicados y el amargor bien equilibrado. Con notas frutales y de levaduras, es la más indicada para acompañar pizzas, empanadas y picadas. (Quilmes 1890, Blest Pilsen y El Bolsón Rubia Tradicional).

Honey Beer: es un estilo muy popular en las cervecerías artesanales que se multiplican por todo el país. Elaborada a base de malta y miel, su aspecto es dorado pálido con una espuma suelta. De aromas amables y frescos, con dejos cítricos y un amargor amable. Sus burbujas persistentes le otorgan un agradable final de boca en el que se pueden apreciar toques melosos. (Antares Honey Beer y Buller Honey Beer, elaboradas con miel de exportación).

Stout: es una cerveza de aspecto oscuro, con una espuma firme y texturas muy cremosas. De aromas y sabores intensos, con tostados y torrefacción, algo de café, chocolate amargo y especias. Con burbujas finas y un amargor muy persistente. Por su estructura es buena para acompañar carnes braseadas con salsas densas y bien especiadas. Se sirve en un vaso mediano. (Barba Roja Negra Fuerte, Jerome Negra y Guiness).

Open post

Cocktel de otoño: Mulled Wine / Vino Especiado


En el sur de Chile lo llaman “candola” y en el norte, “vino navegado”, lo cierto es que esta bebida surge en Inglaterra con el nombre “Mulled wine” y se prepara con vino tinto cocinado con especias bien otoñales, como el clavo de olor y el jengibre, y se sirve caliente.

Aromatizante y vivaz, el vino especiado nos ayuda a conservar el calor interno y es versátil en sus ingredientes ya que nos permite jugar con la cantidad de azúcar según el grado de dulzor que deseamos, y con los tipos y cantidades de especias. Podemos usar ramas de canela, anís estrellado, nuez moscada, cardamomo, jengibre molido, clavos de olor enteros, miel, naranja, limón y brandy o coñac.

¿Cómo preparar Mulled Wine?
En una olla grande con agua cocinamos los ingredientes elegidos y luego añadimos una botella de vino tinto Cabernet Sauvignon, Syrah o Malbec, mejor evitar los livianos como el Pinot Noir, hasta que suelte vapor. Dejamos a fuego lento durante 20-30 minutos sin que llegue a hervir, y removemos cada tanto para que el azúcar se disuelva y los sabores queden bien integrados.
El Mulled wine, a diferencia de la sangría, está cocinado y se presenta en una taza decorada con una rodaja de naranja. Es un trago ideal para calentar el otoño, perfumar la casa y acompañar una rica comida.

Open post

Cervezas internacionales de otoño.

Moritz Castanya
Una nueva especialidad de la Moritz Beer Lab, que lanza ediciones limitadas a la venta en la Fábrica Moritz Barcelona. También elaboran, por cierto, la Moritz Pumpkin. La Moritz Castanya es estilo Brown Ale y en su receta se incorporan castañas naturales, añadidas en dos momentos de la elaboración. En las notas de cata señalan su color castaño oscuro, su aroma a caramelo, regaliz y un ligero toque ahumado, el cuerpo moderado y el retrogusto un poco dulce y ligeramente tostado. Recomiendan maridarla con carnes asadas o a la barbacoa y con quesos secos.

Open post

Brüder Beer and Music Festival 2019

El 16 de Febrero se llevó a cabo un festival con diversión para toda la familia. Música y cerveza artesanal que ya es un clásico en Mar del Plata. En Haras Santa María del Mar, El encuentro cervecero cuenta con una variada oferta gastronómica y tiene atracciones para toda la familia

Open post

Masticar Mar & Sierra pisó fuerte en Mar del Plata

Por primera vez, Feria Masticar levantó su bandera de "comer rico hace bien" en la costa Argentina. La feria de gastronomía más importante del país se realizó por primera vez fuera de la Ciudad de Buenos Aires y recibió en los antiguos silos del puerto marplatense a más de 50 mil personas. Esta iniciativa dio vida a un predio histórico que estuvo en desuso por casi 40 años y lo transformó en un alegre y colorido escenario para disfrutar del gran potencial gastronómico local y del país. Todos los asistentes tuvieron la oportunidad de ver e interactuar con los chefs más representativos de nuestro país y probar las diferentes propuestas gastronómicas con el protagonismo de siempre de los productos regionales. Como en cada edición de Masticar, el Mercado fue una vez más el corazón de la feria. Más de 73 productores de todo el país acercaron sus productos al público gracias al apoyo del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires y el Consejo Federal de Inversión. Algunos de los chefs y puestos presentes fueron el de Narda Lepes con Narda Comedor, Christián y Roberto Petersen con Los Hermanos Petersen, Pedro Picciau con Italpast, Danilo Ferraz con Hell´s Pizza, Diego García Tedesco con Austria, Lelé Cristóbal con Café San Juan, Gabriel Oggero con Crizia, Martín Molteni con Puratierra, Alejandro Ferraud con Alo´s y Dolli Irigoyen, quienes atendieron sus propios puestos y brindaron clases de cocina. Nuevas propuestas y referentes de la zona, así también como invitados especiales, participaron de esta edición. Patricio Negro de Sarasanegro, Leo Perales de Perales, Lisandro Ciarlotti de Lo de Tata, el bartender Matías Merlo, entre otros, fueron algunos de los referentes marplatenses así como también Heladería Italia, Manolo, y La Fonte D´Oro. Aitor Arregi fue el gran invitado especial, de esta edición quien estuvo presente con su restaurante Elkano del País Vasco, galardonado con una estrella Michelin. De esta manera, Masticar Mar & Sierra dejó 3 días a puro disfrute, 33 clases dictadas por cocineros, bartenders y productores, más de 70 opciones en barras de bebidas y tragos, más de 38 puestos de comidas y bebidas, más de 84 platos de comida para elegir, más de 40 etiquetas de bodegas premium para degustar y más de 73 productores de todo nuestro país en el Mercado. Así, en un marco de mar y sierra, acompañado por música y una locación única completamente renovada para la feria, Masticar salió de viaje acompañados como siempre de BA Capital Gastronómica para que más personas puedan disfrutar de comer rico y pasarla bien.

Scroll to top